samedi, mars 14, 2009

Por la carretera... continuación


...Y me desperté en medio del desierto dentro de un vocho rojo, con un danés como piloto y una alemana como co---- la carretera era recta y larga con orillas arenosas , se percibía la soledad de una tarde moribunda, pregunté ¿por qué estamos parados? la almohadilla de florecitas estaba bien marcada en mi mejilla hinchada por el calor y obvio, me daba hueva la idea de que algo grave pasara y que supuse al ver la cara de angustia de los dos guüeritos al frente...
assschhh quiero bajar!!! solo unos arbostos que en medio de la nada podian ocultarme de hacer... ustedes ya saben qué! entonces decidida solo fui, ufff que aliviooooooooooo, las ventajas del desierto es que solo los arbustos han visto lo que habia hecho.!! jé!!! ya bien despierta, pregunté:

V : qué pasa..?
S y K : "nos paramos para enfriar el motor, y ahora que lo queremos volver a prender, no prende" , " se está haciendo de noche!!!" "no hay nadie y ningún hotel cerca"
S,K,V: caritas de angustia.
V: sssssssssppppppp y si lo puchamos?
S Y K : BUENO...
Vochito : chucuchucu... ruuuumm rUUUUmmmm
S, K y V: youppiiiiiiiii!!!!!!!!

ahhh el buen vocho!!!! nunca nos dejaaa

terminamos esa noche en un hotel mucho antes de llegar a Chihuahua nuestro destino en un día, donde ni era grande pero era la ciudad más próxima, donde la comida era carísima como todo en el norte de México.

video
otra canción de carretera, es danesa,
no entiendo nada
pero Simón dice que esta chida...
(notense los bichos embarrados en el parabrisas)

Me encantaba el trabajo de copiloto, era lo mio en el viaje, decidir rutas y calcular las distancias, después de lo ocurrido, no tenia ganas de dormir en la parte de atrás, además dormirse era parderse los paisajes y los colores de los atardeceres. neeeeeeeel.